martes, 26 de junio de 2012

Monseñor Esandi, crucial en Regina. TESTIMONIO DE TULIO PERAZZOLI. MONSEÑOR ESANDI, CRUCIAL EN REGINA.

Monseñor Nicolás Esandi.


Nacido en Bahía Blanca el 6 de se septiembre de 1876 y fallece el 29 de agosto de 1948,  primer obispo de Viedma (Argentina). Sucesor del Vicario Apostólico de la Patagonia: Mons. Juan Cagliero.
Es un euskaldun, Nicolás Esandi, descendiente de Jaurrieta, en Navarra, cuya familia de origen vasco se asentó en Bahía Blanca hacia 1890. Su padre José Joaquín Esandi contrajo matrimonio con y María Dolores Nicolao, también proveniente de Jaurrieta, Navarra y tuvieron 9  hijos, tres de los cuales decidieron tomar la vida religiosa. Nicolás Esandi fue ordenado sacerdote salesiano el 28 de enero de 1900. El 17 de febrero de 1935 es ordenado Obispo en Buenos Aires. Toma posición el 18 de marzo de 1935.

En los primeros años de la Colonia Regina el remate de una chacra era una amenaza colectiva. No importaba si eran friulanos, trentinos, venetos, piamonteses, toscanos, marchigianos o sicilianos... cualquiera sea el lugar de origen estas familias tenían la posibilidad de perderlo todo...
En el años 1929, Compañía Ítalo Argentina de Colonización - C.I.A.C. - procede a llamar a los colonos a sus oficinas para que cada uno se presente para suscribir el contrato de las tierras -por cuyo remate- se le va a adjudicar lo que genera rechazos y protestas.
Monseñor Esandi era el enlace directo entre la Comisión Ejecutiva de Defensa del Colono presidida por Juan Rotter y las autoridades.
En noviembre de 1940 nació la "Comisión Pro Defensa de los Colonos" en la chacra de los hermanos Rotter, bajo presidencia provicional de Bautista Viberti. Asistieron a la reunión entre 250 y 300 personas. Integraban la misma: Juan Rotter, Enrique Perazzolli y Luis Berola.
La primera medida que tomaron fue solicitarle al Sr. Bignami, Presidente de la Comisión de Fomento que intervenga el Gobernador del Territorio, Adalberto Pagano.
Ettore Zuliani manifestó: "Llegué a la Argentina en el año 27. Formé parte de la Comisión de apoyo a los chacareros, junto a Juan Rotter que era su presidente, fuimos siempre guiados por el Obispo Esandi."
Elena Rotter recuerda: "Juan Rotter con Monseñor Esandi lucharon enormemente, en trámites, papeles... Juan se iba largas temporadas a Buenos Aires, mientras acá quedaban los hermanos, trabajando y pagándole todos los gastos, no los pagaban los colonos, todo lo pagaban los hermanos...y ellos con otro grupo de acá, los Angeli, los Donolo, se reunían y estaban en la lucha."
...
En 1946 se realizó en Buenos Aires una reunión definitoria, varios colonos, entre ellos Guillermo Donolo tuvieron una extensa entrevista con el entonces Presidente Gral. Juan Domingo Perón que ofreció como solución la Ley de Aparcerías Rurales que solucionaba la problemática en la Colonia Regina y que le dieron 33 años de plazo para la tierra y créditos para la contrucción de viviendas.
El Monseñor Nicolás Esandi se reunió en el patio de la Parroquia con los colonos para comunicarles personalmente el arreglo definitivo del largo conflicto con Banco Hipotecario de Nación.
(Fuente de investigación: "Las historias que nos unen" de Silvia Zanini).

En 1946 el Diario Patagonia reconocía que la intervención del Señor Obispo Monseñor Esandi contribuyó a encarrilar la solución de los remates 
La Colonia Regina de Alvear, incorporada al Plan del Banco Hipotecario Nacional, compuesta de 1.400 hectáreas, subdivididas en 110 lotes, constiuye una nueva realidad, de la política social agraria, que propició el Gobierno del General Perón.
Cumplidas las exigencias fijadas oportunamente, se procedió a la transferencia definitiva de los lotes, con la asistencia de las autoridades locales, representantes gremiales, del Director del Banco hipotecario Nacional, Raúl Literas, y del Vicepresidente 2º, Juan Piñeiro, quienes concurrieron en representación del Banco.

TESTIMONIO DE TULIO PERAZZOLI.

MONSEÑOR ESANDI, CRUCIAL EN REGINA.


Para quien conoció el sacrificio de los tiempos fundacionales, el agradecimiento es parte del relato. Así, en las historias de vida aparecen esos pequeños homenajes hacia aquellos que acompañaron a los productores, en su mayoría inmigrantes en una tierra extraña.
Tulio Perazzoli recordó a su abuela, la primera partera del lugar, cuya tarifa por sus servicios era algún artículo de primera necesidad o simplemente un eterno agradecimiento. También al almacenero Di Pauli, que generosamente les fio a todos los productores cuando no pudieron vender su producción, y a monseñor Esandi, obispo de la Diócesis de la Patagonia desde 1934.
Nicolás Esandi (1876-1948), nacido y ordenado en Bahía Blanca, fue el primer obispo de esta región y tuvo una actuación fundamental para que los productores de la Colonia Regina obtuvieran sus títulos de propiedad.
"Acá hubo una lucha desde el año '25, '26, de los productores para ser propietarios -relata Tulio-. Los inmigrantes habían comprado la tierra a la CIAC con créditos del Banco Hipotecario. En un momento se hizo una comisión (formada por Guillermo Donolo, Agrippino Stefenon, Juan Rotter, Aquiles Trettel y Talmo Tassile, entre otros) para que los productores pudieran tener su título y salvarse de que sus tierras fueran rematadas. Ayudó muchísimo el obispo Esandi, que para los chacareros de la colonia estaba un escalón por debajo de Dios. Él hizo todas las gestiones en Buenos Aires para que los chacareros no perdieran la tierra y el trabajo que habían invertido en ella. ¡Los viajes que habrá hecho de Viedma a Regina! Cuando llegaba se juntaban los productores para ver qué novedades traía. Esandi llegó hasta Perón, que finalmente otorgó títulos a quien trabajaba la tierra. Esandi se entrevistó varias veces con Perón. Tenía sus años el obispo, venía con mucho sacrificio hasta acá, pero su intervención fue clave para que salváramos las chacras", cuenta.
"Recuerdo que un rematador llegó por el año '42, '43. Mi mamá estaba conmigo y en compañía de la señora de Donolo. El día del primer remate apareció un comprador mandado por el banco o por la CIAC. Esta señora que estaba con mamá se sacó un zapato y se lo tiró por la cabeza al comprador... se armó un gran alboroto y el remate se suspendió. En el segundo intento mandaron la policía montada y palparon a todos. A las mujeres no se animaron a revisarlas (risas). En ese remate no hubo compradores".
Desde su nacimiento la colonia tuvo períodos negros y otros prósperos. Obviamente, todo el mundo recuerda el tiempo de las vacas flacas en detalle, no sólo porque las colonias se mantuvieron unidas en la adversidad sino porque funcionaron como pequeñas comunidades organizadas, algunas veces por vecindad y otras, por zona o por regiones de origen y dialecto común.
Entre las estrategias de supervivencia que todo viejo poblador recuerda está la destilación de grapa: "Mis nietos conocen estas anécdotas de los comienzos de la colonia -cuenta Tulio-. En los años de la crisis, '29, '30, '31, muchos chacareros se dedicaron a hacer grapa para contrabando. Mi papá hacía grapa y con eso subsistíamos. Llevaba una damajuana por semana a un almacén y ahí mismo la cambiaba por un cajón de mercadería. Se escondían para hacerla, pero cuando hacían el alambique el olor se sentía a dos kilómetros (risas). Si nos buscaban, nos encontraban por el olor...".

Publicado en el Suplemento "El Rural" del Diario "Río Negro", 6 de septiembre de 2008.
Entrevista de Susana Yappert.




Anexo:

Hay un monumento histórico en una de las plazas de nuestra Ciudad cerca de la Ruta Nacional Nº 22 entre las calles Artémides Zatti (frente a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario) donde está el “Monumento Monseñor Esandi” que recuerda a este hombre que estuvo en momentos difíciles de la vida de la Colonia Regina defendiendo a los productores para que no perdieran sus chacras.
En 1971 se emplaza un 20 de agosto un monumento en su homenaje
Monseñor Esandi fue defensor de los primeros colonos y fueron sus colaboradores Juan Rotter, Enrique Perazzolli, Agrippino Stefenon y Guillermo Donolo por una iniciativa de Alfredo Tinti.

lunes, 18 de junio de 2012

TRENTINOS EN VILLA REGINA: LOS 50 AÑOS DEL CÍRCULO TRENTINO.


El Círculo Trentino cumple 50 años.

Y los festeja el  domingo 24 de junio.

50 años del Círculo Trentino de Villa Regina, una  institución reginense nacida al amparo de las tradiciones, costumbres y recuerdos del grupo de trentinos que desde 1925 se han radicado en la zona.  La importancia del 50º Aniversario del Círculo Trentino de Villa Regina está dada por ser el tercero más antiguo y de mayor trayectoria dentro de los sesenta y cinco que existen en la Argentina y la colectividad trentina en Villa Regina es la quinta del país y la única que en nuestra Ciudad tiene sede propia renovada.
A lo largo de su existencia ha reunido periódicamente a las familias trentinas en todo tipo de actividades sociales, culturales y deportivas hasta convertirse en la primera Asociación Regional Italiana que se integra oficialmente en esta ciudad.

El Círculo Trentino actualmente ofrece a la comunidad reginense las instalaciones de su sede social de la avenida Mitre 1060, recientemente refaccionada, donde cuenta con un salón para fiestas y reuniones, biblioteca con numeroso volúmenes enviados desde Trento y referidos a la vida de esa región.

Lo más importante en la vida del Círculo en los últimos años ha sido el recambio generacional, hoy son los nietos de los inmigrantes trentinos quienes conducen la institución; mucho de los cuales han viajado a la tierra natal de sus padres o abuelos merced a la gestión de la Asociación Trentinos en el Mondo. De esta forma se ha logrado uno de los principales objetivos del Círculo que es enlazar las raíces de los antepasados con las nuevas generaciones en otras tierras.
El miércoles 20 a las 18:00 hs.  está previsto el Acto Protocolar del 50º Aniversario con la presencia de Alberto Tafner, presidente de la Trentini nel Mondo, donde se descubrirá una placa en homenaje a los socios fundadores y se hará entrega de Diplomas de Honor a la familia de los fundadores, a los ex presidentes, a los primeros cincuenta socios, a las últimas comisiones directivas y a los colaboradores.  El domingo 24 a las 12:30 se realizará el almuerzo de celebración con el típico plato de polenta, chucrut y codeghini, el valor de la tarjeta es de $80, se espera la asistencia de las familias trentinas de todo el Alto Valle.


UN POCO DE HISTORIA:
El Círculo Trentino de Villa Regina empieza un 18 de Febrero de 1962 en una calurosa tarde dominguera en el patio de Pietro Valgoi donde se reunen un grupo de trentinos  todos ellos venidos de esta región y radicados en Villa Regina.
Este grupo de trentinos (una de las colectividades en Regina más numerosas que vinieron de Italia) tienen la feliz iniciativa de conformar un Círculo Trentino.
Ese mismo  día 18 de Febrero de 1962 se pone en marcha, sin protocolo, egoísmos y con familiaridad. Se distribuyen los cargos y queda formada la comisión directiva provisoria del Círculo Trentino.
Un hecho curioso el electo para Presidente Agrippino Stefenon  no estaba presente en esa reunión.
Fueron sus socios fundadores: Pietro Valgoi, Guido Busarello, Aldo Valgoi, Giuseppe Perotto, Vittorio Valgoi, Rodolfo Aldrighetti, Elvino Pojer, Elvio Pojer, Serafino Delladio, Emilio Toller, Alberto Benedetti, Fortunato Nervo, Marco Valgoi, Girolamo Delladio, Rino Gottardi, Guido Boller, Elio Perazzoli, Giuseppe Trettel, Angelo Corradi, Angelo Busarello, Enrico Toller, Giuseppe Cristel, Elia Deflorian, Alfonso Lucca, Guido Angeli, Romeo Benedetti, Agrippino Stefenon.
Un 24 de junio de 1962 en la primera fiesta de San Vigilio se realiza la Primera Asamblea General de socios  en las dependencias de la Cooperativa  “California Rionegrina”.


UNA FOTO DE 50 AÑOS. DEL ¡SE PUEDE EN VILLA REGINA!

Se oficia una misa por los sacerdotes de origen trentino:  Atilio Pompermaier y Brugna,  bendice la bandera el Padre José Fogliotti, hablan el presidente Stefenon, el Agente Consular Italiano Pedro Biggi, le sigue como orador el Reverendo Padre Pompermaier quien lo hace en español y dialecto Trentino, el Interventor municipal Enrique Baez.  Participaron más de 300 personas. 
El Acta de conformación la firman el 24 de junio de 1962 unos 73 socios en la “California Rionegrina”:  Agrippino Stefenon, Guido Boller, Guido Busarello,  Serafín Delladio ,  Rino Gotardi Pietro Valgoi,  Alberto Benedetti,  Ferruccio Mich, Victorio Valgoi, Emilio Toller, Aldo Valgoi, Andrián Tissot , Guido Angeli, Carlos Brida, Miguel Pacher, Angel Zottele , Marco Valgoi, Giordano Rampellotto , Lino Perazzolli, Pedro Montibeller, Epifanio Angeli, Gino Donolo, Guido Castagne, Pablo Benedetti, Fiore Casagrande,  Humberto Bertoldo, Angel Corradi,  Cesarina de Milanesi,  Hector Dalsasso,  Alfonso Luca , Renzo Mordacci Jose Rampellotto , Roberto Lenzi,  Joaquin Dalsasso, Pablo Classer, Rodolfo Aldrighetti, Primo Caumo,  Dominga D. de Stefenón, Silvestre Vinant, Stefano Zottele , Fortunato Nervo,  Juan Bertoldi ,  José Trettel, Bruno Lenzi , Gerónimo Delladio,  Angel Montibeller , Enrique Toller,  Elio Perazzoli,  Gino Vido,  Lucca Linda, Francisco Tonini,  Juan Tissot , Bruno Andriolo, Pedro Vinante , Enrico Perazzoli,  José Cristel, Antonio Bertoldo,  Quiliano Lenzi, Albino Stelzer, Plácida Vda. de Nicoletti, Elvino Poier,  Jose Zottele, Dino Arcari. Finalizado este acto central de los festejos, comienza el baile popular en el salón comedor, mientras en el patio se entonan los coros de la montaña.

La primera Comisión de Círculo Trentino estuvo conformada de la siguiente manera:
Presidente Agrippino Stefenon, Vicepresidente Marco Valgoi, Secretario Rino Gottardi, Prosecretario José Perotto, Tesorero Elio Perazzoli, Protesorero Guido Bussarello. Vocales Titulares, Guido Angeli, Enrique Toller, Alberto Benedetti, Amgel Corradi y Vittorio Valgoi. Vocales Suplentes, Elvino Pojer, Alfonso Lucca, José Nervo, Guido Boller y Rodolfo Aldrighetti.

El Sr.Elio Perazzoli es autor del boceto de la futura sede que albergará a los Trentinos en Villa Regina para sus actividades comunitarias.
En 1965 se empieza a construir la sede de la misma sobre la Avda. Mitre.
Los Sres. Aldo Valgoi y Nello Sabadin traen las primeras camionadas de arena y en el trabajo de albañilería, además de A. Lucca y G. Delladio, se alternan varios socios, entre ellos R. Aldrighetti, A. Fontana, y, V. Valgoi, los  hnos. Benedetti, los hermanos Bertoldi  entre otros colaboradores.

Sería inaugurada el 25 de junio de 1967.



Los Presidentes del Circulo Trentino de  Villa Regina.


1962. a 1965 : Agrippino Stefenon

1966 : Luigi Tonini

1967 a 1972 : Rino Gottardi
1973 : Giordano Rampellotto
1974 : Rino Gottardi
1975 : Mario Dalsasso
1976 a 1977 : Rino Gottardi
1978 a 1979 : Mario Dalsasso
1980 a 1987 : Rino Gottardi
1988 a 1998: Ezio Ventura
1999 a 2009: Victor Perazoli
2010 a 2012: Andres Prieto

La Comisión de los 50 años de Círculo Trentino:
PRESIDENTE: Prieto Andrés Daniel; VICEPRESIDENTE: Ventura Walter Aníbal; SECRETARIO: Fuertes Patricia Silvana; PROSECRETARIO: Bonade Marcela Susana; TESORERO: Perazzoli María Alejandra
PROTESORERO: Pagoni Oscar Alberto.
VOCALES TITULARES: 1º Periga Nelly Mariel; 2º Perazzoli Leonardo David; 3º Bertoldi Osvaldo Antonio; 4º Musso Evelyn Carolina; 5º Lenzi Rafael Alejandro.
VOCALES SUPLENTES: 1º Veronesi Rodolfo Fernando; 2º Valgoi Luís Armando; 3º Bertoldi Germán Matías; 4º Veronesi Laura Beatriz; 5º Sabadin Rubén Hugo .
REVISOR DE CUENTAS TITULAR: Delladio Mauricio.
REVISOR DE CUENTA SUPLENTE: Valgoi Liliana.

* Fuente de información e imágenes: Círculo Trentino de Villa Regina.


UBICACIÓN GEOGRÁFICA:
Trentino-Alto Adigio es una región autónoma en el norte de Italia enteramente montañosa, alpina que limita con el sur de Austria y con la Suiza oriental, con capital en Trento. Si bien uno de los motivos de la llegada de las familias trentinas acudiendo al llamado de la propaganda de la Compañía Argentina de Colonización (C.I.A.C.)  o por el llamado de parientes o amigos “inmigración en cadena” fueron al igual que en otras regiones italianas por razones económicas muchos de los “tudescos” vinieron por razones políticas por parte de los fascistas.
TRENTINOS EN VILLA REGINA:
Los primeros inmigrantes trentinos que arribaron a la Colonia Regina fueron contactados por Ferdinando Ferravante. Las diversas zonas donde provenían eran: Trento, Cardine, Civezzano, Borgo , Bieno , Bosentino, Cies, Canale San Bovo, Cavalese, Centrale di Bedollo, Cembra, Ciago, Castello di Fiemme, Castelnuovo, Daone, Fiera di Primiero, Gardolo,  Gringo,  Grumes, Lavarone, Lucerna, Marter, Novaledo, Panchià, Ronch. (Fuente de información: Blog Círculo Trentino de Villa Regina).

Los siguientes, son los apellidos de los inmigrantes trentinos, establecidos en las provincias de Río Negro y Neuquén.

Angeli - Antoniolli - Alippi - Aldrighetti - Avancini - Andreollo – Antoniolli - Armellini – Andriollo - Barale -Boller Bonelli - Brida - Battisti - Bazzanella - Benedetti - Bertoldi –Busarello - Biasion - Brendolise – Baldessari - Casagrande - Cipriani - Campestrin - Colla - Cristel - Curzel - Corazza - Carpella - Corradi - Caumo - Clazzer - Capelletti – Centellegher - Delladio - Dellamaria - Daicastagne - Dalsasso - Deflorian - Dallapiccola - Delvai - Dalcieggio – Dusini -Ganarin - Gottardi - Giongo – Giordani - Hueller, Laneselli – Ippi - Lenzi - Lazzeri - Lucca - Longo - Lorenzoni – Lutzemberger- Melchiori - Montibeller - Margon - Maniotti - March - Mich - Mattedi – Mosna - Nícoletti - Nichela - Nicolussi- Nervo - Perotto - Perlini - Perazzoli - Perazzolli- Paternolli - Prati - Pisetta - Pallaoro - Pojer - Pacher - Piccinini - Planer – Paissan - Rampellotto - Rossati – Rozza, Sabadin - Sottopietra - Stelzer - Stefenon - Smaniotti Seber -Tissot - Toller - Tonini - Toniolli - Trettel – Tavernini Ventura - Valgoi - Voltolini - Vinante – Veronesi - Zeni - Zorzi – Zottele…

Nota: Como puede pasar en estos listados siempre puede faltar alguno de los apellidos…  o puede, también, existir algún error involuntario si es así disculpas a la familia trentina reginense.
Para esta lista provisoria se tomaron los listados del Círculo Trentino y del  material proporcionado por la historiadora Silvia Zanini en su libro “Las historias que nos unen. Una perla junto a la barda”, página 16.

CÍRCULO TRENTINO DE VILLA REGINA:
DESCENDIENTES DE PIONEROS RECUPERAN LA MÍSTICA.

Con una fuerte presencia de inmigrantes italianos en Villa Regina, las distintas colectividades comenzaron en los primeros años de la colonia a agruparse y trabajar en proyectos tendientes a mantener vivas las tradiciones de cada una de sus regiones.
Así fue como en 1962 nació el Círculo Trentino, con el objetivo de mantenerse unidos y trabajar en el crecimiento con fines sociales y culturales.
La sede, ubicada sobre la avenida Mitre, se transformó en uno de los centros de reunión no solo para los descendientes de esta región, sino también para otros inmigrantes italianos Pero el paso del tiempo hizo que en varias oportunidades la actividad mermara, hasta que hace poco un grupo de jóvenes descendientes de trentinos tomara la posta para volver a poner en valor la tarea que durante tantos años sostuvieron sus abuelos y padres.
En el último año iniciaron un programa para recuperar la edificación, que por el tiempo de construcción presentaba algunos problemas. Hoy nuevamente el Círculo Trentino se está transformando en un punto de atracción para las familias reginenses.
* FUENTE DE INFORMACIÓN E IMÁGEN:  SUPLEMENTO 87° ANIVERSARIO DE LA CIUDAD DE VILLA REGINA DIARIO RÍO NEGRO (EDICIÓN N° 22.713) , PÁGINA 7, CULTURA.

* SE AGRADECE A LOS TRENTINOS REGINENSES, IMPORTANTE COLECTIVIDAD, POR HABERME BRINDADO ESTA IMPORTANTE INFORMACIÓN HISTÓRICA E IMÁGENES. GRACIAS.
Se autoriza la reproducción total o parcial citando: ¡BIEN DE REGINA! de Guillermo Pirri.

viernes, 15 de junio de 2012

HISTORIA DE LOS BOMBEROS VOLUNTARIOS DE VILLA REGINA.


BOMBEROS VOLUNTARIOS DE VILLA REGINA.

Empezó un 18 de junio 1960 donde  grupo de vecinos ven la necesidad de contar en nuestra ciudad con un cuerpo de Bomberos Voluntarios, ante el incremento notable en esa época de Galpones de Empaque y Aserraderos, algunos de los cuales habían tenido siniestros con consecuencias de destrucción total, se requería la intervención de los Bomberos de General. Roca  que era la ciudad vecina más cercana con ese servicio.
Este grupo de vecinos  se reunieron en principio en la sede del Consejo Municipal.
El día 18 de Junio de 1960 quedó contituída la  Comisión Provisoria Pro Cuerpo de Bomberos de Villa Regina con la participación de los Señores: Ruggero Serravalle,Oscar de la Canal,Manuel Rinland, J Kloster, T Oleart, Francisco Viero, Pedro Cardelli, Juan Monopoli, Guido Cariatore, Rosario Alfonso, Pedro Vitulich, Miguel Fernández, Raúl Orazi, Antonio Carmelo Pirri, Juan Filipuzzi, Justo Fernández Lorenzo, el Jefe desde la Comisaría Local Comisario González, y especialmente invitados Walter Kauffmann, Spada y Sub Comisario R.González, integrantes del cuerpo de Bomberos de Gral. Roca.
La primera Comisión Directiva quedó constituida de la siguiente manera:
Presidente; ANTONIO PIRRI,
Vicepresidente; FRANCISCO PIETRINI,
Secretario; OSCAR DE LA CANAL ,
Prosecretario; RAÚL ORAZI,
Tesorero; FELIPE SILENZI,
Vocales Titulares GUIDO CARIATORE, PEDRO VITULICH, ROSARIO ALFONSO, y  MIGUEL FERNÁNDEZ.
Vocales Suplentes: GABRIEL SAIZ, JUAN LLOPIS, FRANCISCO HARINA y JUSTO FERNÁNDEZ FLORES.

Inmediatamente se dedicaron a equipar a Los Bomberos con los elementos, necesarios, en principio con un Jeep cedido por la Provincia , y una motobomba cedida por el Señor Antonio Pirri, elementos que se depositaron en su casa vecina al Galpón de empaque lugar donde funcionó la nueva Institución, hasta el año 1962 fecha en que se inauguró la sede actual.
La instrucción de los voluntarios estuvo a cargo del Señor Isidro Oleart, único con experiencia ya que se había desempeñado como Bombero en Bariloche y Gral. Roca, hasta que se designe un Jefe, convocaron a todas las Instituciones, y se dieron a conocer dentro de nuestra provincia.
Ingresan como Aspirantes los Señores: Antonio Percat, Dionisio Arias, Antonio Aguirre, Fortunato Pedro Pasamonti, Victoriano Mayor, Alejandro Penchulef, y Rodolfo Best.
Son comisionados para confeccionar los estatutos sociales los señores, De La canal, Orazi, y Alfonso, aprobándose los mismos “Ad Referéndum “ que, los mismos estatutos fijan, el día 27 del mes de julio de 1960; designan Asesor legal al Dr. Laureano Montenegro, a quien comisionan par que tramite la Personería Jurídica.
Adhirieron de Inmediato el Comité Permanente de Lucha Contra el Fuego con sede en la Capital Federal, y participan de la Organización del primer Congreso de Asociaciones de Bomberos Voluntarios de Río Negro.
El 26 de Agosto de 1960, a las 19.30 horas realizan el primer simulacro de incendio en los pastizales de las márgenes del Arroyo Salado.
A los veintiún días del mes de Septiembre es presentado a la Comisión Directiva el Oficial Principal Emilio Tonini.
Tonini  trasladado a Villa Regina por Orden de la Superioridad quien inmediatamente se hace cargo como Instructor del Cuerpo de Bomberos.
Se inician gestiones para lograr un lugar donde funcione el cuartel solicitando ala municipalidad le ceda un terreno, ya en mayo de 1961, lo que culmina con la donación del terreno que hoy ocupa.



Fuente: Información  Bomberos Voluntarios de Villa Regina.


EL VIEJO ESCUDO DE BOMBEROS VOLUNTARIOS
DE VILLA REGINA QUE LO TENGO EN BLANCO Y NEGRO.

domingo, 10 de junio de 2012

"Terminé la escuela y me regalaron la tijera de podar".

Libio del Tedesco nació en una chacra ubicada en la primera zona de la Colonia Regina. Sus tíos Juan y José del Tedesco llegaron a la región en 1924, cuando se iniciaba el poblamiento. Su padre arribó con el resto de la familia, en 1925. Libio aún sigue trabajando esas tierras.

La familia de Libio del Tedesco llegó a la Colonia Regina en 1924 desde Italia, exactamente desde la zona de Friuli (Venezia Giulia), actualmente provincia de Pordenone. El temor a un nuevo enfrentamiento armado y la pobreza que había dejado la Primera Guerra Mundial la empujó hacia América.
"Mis tíos Juan y José, que eran solteros, vinieron primero -cuenta Libio-. Estuvieron un tiempito en Córdoba y otro en Buenos Aires, hasta que alguien les habló del proyecto de colonización en el Valle y decidieron venir".
En Villa Regina no había entonces ni estación de trenes; sólo estaban la oficina de la Compañía Ítalo Argentina de Colonización (CIAC) y algunas casitas dispersas. Las primeras familias de inmigrantes bajaban en la estación de Huergo y se les otorgaba la tierra para desmontar, con sus canales de riego y la vivienda colónica. Juan y José del Tedesco empezaron a desmontar las 15 hectáreas y a preparar una casa para recibir al resto de la familia.

El padre de Libio, Luis, fue el encargado de coordinar la gran mudanza. Vendieron sus pertenencias en Italia y prepararon los baúles para el viaje. Embarcaron los padres de Luis, la esposa de éste, Antonietta Verardi, y las novias de Juan y José.
"Mi mamá había visto en el cine, en Italia, una filmación de la Colonia Regina. Era parte de la propaganda que se hacía del proyecto. Contaba que cuando vieron los ranchitos en el medio de la tierra y de la nada, mamá le preguntó a papá si la iba a llevar a ese lugar. Él, claro, le dijo que no era tal como se veía en la filmación, que él sabía que era mucho mejor y más avanzado. La cosa es que llegaron y era tal cual la película. Mi padre siempre contaba que, si hubieran tenido dinero suficiente, se habrían vuelto".
Habían llegado a Buenos Aires con 10 pesos en el bolsillo. En realidad con 50, pero los habían estafado en un vuelto y habían perdido los otros 40. Un paisano les prestó algo más para que llegaran al Alto Valle en tren. Y durante un largo tiempo no volvieron a ver dinero. Eso fue duro para el jefe de la familia, que entonces tenía 61 años. "Él siempre había trabajado como independiente y manejaba su dinero -relata su nieto Libio-. Aquí la CIAC nos dio la tierra, las semillas... el primer tiempo nos dio la comida, y hasta que empezamos a producir no vimos un peso. La casa que teníamos eran dos habitaciones con una cocina afuera". Las paredes eran de ladrillos sin revocar y contaban que veían, a través de los huequitos de los ladrillos, el monte. Ahí, en la primera zona, empezó la colonia; del otro lado estaba Godoy, pero ahí fue el núcleo originario, la primera tierra que tuvo riego.
Su familia y todas las que vinieron cuando nacía la colonia fueron las verdaderas pioneras. Con razón afirma Libio que cuando llegó la siguiente tanda de inmigrantes, después de la Segunda Guerra, la "América ya estaba hecha".
Nadie puede imaginar el sacrificio que hicieron los pioneros; algunos hasta dejaron la vida. El abuelo de Libio -cuenta la esposa de este último- murió de tristeza. Era grande cuando viajó, fue arrancado de su mundo y sufrió. Murió poquito tiempo después de llegar a la Colonia Regina. Él había trabajado en carpintería; cuando su hijo Luis había terminado el servicio militar ambos se habían ido a trabajar la madera a Francia, de modo que llegaron a esta zona sin una experiencia previa en agricultura.
Luis y Antonietta (le decían Antonia) migraron con 25 y 23 años respectivamente y en Argentina tuvieron 4 hijos: Anita, Libio y dos hermanitos menores que murieron muy pequeños, uno de meningitis y otro de tifus. "En ese tiempo -cuenta Libio- murió mucha gente de tifus; hay historias tristísimas en el grupo de los primeros pobladores... murieron matrimonios jóvenes de tifus en esos primeros años, y acá no tenían ni cementerio. Cuando murió mi abuelo lo tuvimos que enterrar en Huergo. Mi mamá estuvo una temporada muy enferma y la llevaron al Hospital Italiano, en Buenos Aires. Allá estuvo una temporada y en esa época murieron mis hermanos menores. Fue muy doloroso para ella volver y encontrarse con esa tragedia".
La madre de los hermanos Del Tedesco era muy sociable, sobrevivió muchos años a su marido y pese a que sufrió el desarraigo el hecho que estuvieran entre paisanos la ayudó. Ella iba a visitar a todos los vecinos. Murió a los 91 años; manejaba la casa y distribuía las tareas entre las nueras. Las mujeres de entonces trabajaban como locas, hacían de todo.
Al morir el mayor de la familia, sus hijos se dividieron la propiedad en dos. Luis trabajó con un hermano hasta 1945; después subdividieron la sociedad.
Inmediatamente después de llegar a la colonia se inició el desmonte. Casi todos los inmigrantes plantaron alfalfa y vid y tiempo después pasaron a la fruticultura. Todos los miembros de la familia Del Tedesco vivieron juntos en la chacra. Al igual que sus hermanos, Libio nació allí, en el mismo lugar donde pasó el resto de su vida. Hizo su primaria en la única escuela que Regina tenía entonces y cuando terminó, a los 13 años, su padre le obsequió su primera tijera de podar. "Salía con un empleado a podar -recuerda-; él me enseñó y pronto me convertí en un podador rápido. Me imagino que entonces empecé a ser chacarero. En ese tiempo era difícil seguir estudios. Para hacer la secundaria tenía que ir a Roca... era bueno en matemáticas, pero decidí no seguir estudiando y ya me aboqué a la chacra.
"Acá en la colonia se hablaban distintos dialectos. Iba a la escuela con otro chico friulano y cuando iba a su casa no los entendía. Sus padres me preguntaban por qué yo no hablaba ese dialecto... ocurría que mis abuelos y mis padres hablaban un dialecto que no era el friulano porque ellos eran de una zona de frontera y adoptaban el dialecto de sus vecinos. Nosotros lo hablábamos pero cuando llegamos a la escuela lo perdimos un poco. En realidad lo hablé mientras fui soltero... mi mujer, que no es italiana, hoy habla más italiano que yo.
"Nuestros primeros vecinos fueron Cimolai, Della Bruna, Tocet, Sarsa... acá las primeras 50 hectáreas eran propiedad de paisanos, éramos todos amigos. Antes nos juntábamos siempre, íbamos a jugar a las bochas a lo de Liberati, todos nos visitábamos. Hicimos muchas despedidas de soltero en lo de Tulio Perazzolli, todos de esta primera zona".
Libio conoció a Aurelia, que vivía en una chacra cercana, y desde hace 50 años están juntos. "Era amigo de su hermano y así me fui acercando. Ella y mis amigos me han acompañado a lo largo de toda la vida; con ellos nos vemos en la confitería, en el Club Atlético Regina".
Antonia, la madre de Libio, dejó a toda su familia en Italia; era una situación distinta de la de su marido, que se había mudado con todos. Mantuvo sus vínculos entre lágrimas silenciosas y largas cartas pero, a diferencia de sus suegros, pudo volver a su tierra. Luis y Antonia viajaron a Italia en tres oportunidades; la última vez (Luis ya tenía 75 años) celebraron sus bodas de oro en la misma Iglesia donde se habían casado.
Libio viajó por primera vez a Italia en 1989. "El apellido Del Tedesco, me contó un hombre italiano con el mismo apellido pero que no era pariente, nace de una historia de la guerra. Parece que una italiana se enamoró de un soldado alemán, la chica quedó embarazada y el soldado volvió a su país. Cuando fue a inscribir al chico le preguntaron el nombre del padre y ella dijo que era 'figlio del tedesco'" ( hijo del alemán).
Luis se hizo productor y adoptó esta nueva tierra. Le fascinaba la actividad. Montó su vivero, en el que hacía sus plantas, y asistía a cursos que daban en la estación experimental, "en los que no sólo aprendía sino que también opinaba. Aprendieron el oficio de la tierra y ésta los conquistó. Siempre recordaba la primera vez que fueron a la estación experimental de los ingleses. Salieron varios amigos en una Ford A... toda una aventura ir hasta Cinco Saltos. Querían ver qué estaban haciendo allá. Mi padre siempre fue curioso, inquieto y muy detallista, por eso hizo una chacra excelente. En 1926 plantaron los primeros perales (ver "Historia de acá"). En 1940 ya cosechábamos William's".
La primera producción la comercializaron por medio de la Cooperativa Reginense, porque el tío de Libio era socio. También le vendieron la uva a Fedalto y a Vecchi. "Cuando nos dividimos la tierra le vendimos pera y manzana a Petrocelli y progresivamente empezamos a arrancar la uva para dar paso a la fruticultura. En Godoy tuve otra chacra para plantar tomate, pero ésa es otra historia; mi historia afectiva está con esta chacra, la primera. Mi papá murió en 1979; un año después inicié la reconversión: empecé poniendo espalderas y después iba cambiando de a poquitas filas. Desde entonces no dejo de reconvertir. Siempre me acuerdo de mi padre; ante cada cambio digo: 'Si lo viera mi papá...'.
"En el '73 tuvimos un buen año y empezamos a instalar el riego por aspersión y ¡terminé de ponerlo este año! Luego vendí a McDonald. Fue una experiencia muy interesante. Éramos un grupo de 40 productores. Aprendí muchísimo de Isidro, el ingeniero agrónomo que tenía la firma. Tuve la posibilidad, gracias a la empresa, de conocer las experiencias en fruticultura que estaban haciendo en Brasil. Cuando regresé de ese viaje les dije a mis amigos que había que estar atentos a la evolución de la fruticultura brasileña, porque estaban haciendo cosas muy interesantes".
Libio le vendió durante 18 años a McDonald y hace nueve que le vende a Expofrut. "Ahora me prohibieron andar en tractor, así que dirijo todo desde abajo. En algún momento -hay que ser realista- debería vender la chacra; creo que cuando el cuerpo no puede no hay que exigirle... veremos, todavía tengo cuerda para un rato más".


* Fuente de información: Entrevista de Susana Yappert publicada en Suplemento "El Rural" del Diario "Río Negro", sábado 12 de abril de 2008.

domingo, 3 de junio de 2012

JOSÉ LUIS FUERTES Y APANDI.


JOSE LUIS FUERTES, conocido en los pagos reginenses como "CORCHITO", con 71 años, es uno de los fundadores de la Asociación de Padres y Amigos del Niño Disminuído (institución reginense más conocida como A.P.A. N. DI.). Ligado al funcionamiento de Apandi
Fuertes vivía en la infancia en uno de los ranchitos del “Barrio Buenos Aires Chico”, barrio que luego sería el barrio Don Bosco, su madre Celia, que hizo de madre y padre en la formación de sus dos hijos varones  (José Luis y “Toti”) y una hija(conocida como”la Chacha”). Su madre Celia lo manda a estudiar artes y oficios ala Escuela de “La Piedad” en la ciudad de Bahía Blanca donde se recibe de carpintero, junto con su amigo Vásquez con quien fuera socio de la carpintería “San José” en la Avda. Italia, para seguir como docente entre los años 1971-72 en la escuela integral de Villa Obrera y luego integrar la escuela especial donde surge la creación del taller APANDI.
APANDI nació el 28 de septiembre de 1977  en sus comienzos se reunían en el Colegio Nacional a los efectos de diseñar los estatutos. Surgió en esas reuniones la idea de solicitar un terreno en el Parque Industrial  a quien era interventor del gobierno de facto  el Prefecto Principal (R.E.) Jorge F. Fernández Duberti que cedió el mismo donde funciona actualmente.  El 3 de agosto estando como jefe comunal Héctor Zubeldía se inagura el primero taller de dimensiones pequeñas, que luego con rifas y pedidos de contribución se fueron recaudando fondos para conformarlo en un verdadero taller con el respaldo del club de Leones, el Rotary Club, Ovidio Piermarini, entre otros vecinos reginenses.
Con el apoyo de la provincia y una verdadera lucha por conseguir los fondos para el sostenimiento de APANDI.
En este lugar  con el tiempo se levantaron los talleres de carpintería, dos salones de usos múltiples y un hogar que cobija a chicos discapacitados que no tienen familiares, o que por razones de distancia permanecen durante toda la semana en la entidad.
La fundación de esta institución estuvo ligada a la fuerte preocupación por dar a los chicos y jóvenes con discapacidad un lugar para desarrollarse a partir de la capacitación en oficios. De esa manera se comenzó a trabajar con el proyecto de capacitación en carpintería, principalmente en la enseñanza del armado de jaulas de madera para las empresas frutícolas de la zona. La actividad se transformó en el principal sostén.
Recuerda Fuertes que la misma obra se bendijo y colaboró en la piedra fundamental el Padre César Rondini. Acota que llegaron a tener 65 chicos cuándo se los mandaba Rondini. Una de las primeras ideas en los comienzos de este taller fue la de Fuertes de disfrazarse de Carlitos Chaplin y entonces hicieron imprimir unas pegatinas con la figura de una paloma blanca y la leyenda “Asociación de Padres y Amigos del Niño Disminuido” que pegaban en los autos y permitió recaudar para empezar con las bases del primer tallercito que no tenía más allá de 10 metros cuadrados y los sanitarios.. Al año fabricaron bolsitas de polietileno para venderlas y juntar dinero … hizo un maratón dando vueltas a la plaza durante 36 horas  donde instalaron una alcancía grande de ochenta centímetros con una ranura para que entraran billetes y no monedas. Con lo recaudado se compró las gomas del colectivo y el material para fabricar bolsitas durante un año entero. Luego se trasladaron a la madera con la construcción de juegos didácticos.
Don Antonio Carmelo Pirri, hombre de activa participación comunitaria fue el principal colaborador y padrino de  la Asociación APANDI.


Fuertes manifiesta: "Siempre digo que es preferible que los chicos aprendan y hagan algo a que estén en la calle. Yo así llegué al colegio La Piedad en Bahía Blanca, donde tuve como formadores al padre César Rondini y a Monseñor De Nevares, que aún no era obispo. Ellos me brindaron la posibilidad de estudiar, porque mi familia no tenía los recursos suficientes". Recuerda emocionado el 1º de Mayo del ´95 cuando fue a despedir al Obispo del Neuquén, Don Jaime de Nevares a pocos días de su partida (falleció el 19 de ese mes) y le dijo “No abandones a esta juventud desprotegida. Seguí”.
José Fuertes está casado con Norma Agüella. “Si no tuviera una mujer como la que tengo todo hubiera sido imposible. Me ha prestado muchas veces dinero para cubrir deudas que yo después se la devolví, obviamente”.
“Y la comunidad también nos ha ayudado pero cuando llamamos a asablea no viene nadie. La gente no se arrima. Le tiene miedo a la responsabilidad o al compromiso, no sé”.
Hoy José Luis Fuertes luego de 37 años ha decidido dar un paso al costado pero no definitivo “amores son amores” y APANDI es su segunda familia manifestando" voy a ir a mirar y supervisar porque es mi segunda casa” En declaraciones al periódico “La Comuna de Villa Regina” agregó: “Dejo un hombre joven en mi lugar que es muy importante. Uno ya cumplió un ciclo y hay que dejarle lugar a otros que  vienen renovando y con ganas de seguir con esto que es tan lindo”. Quien ocupará su lugar es Guillermo Cirelli, quien fue maestro en la Escuela Especial, y tiene una industria de ventanas de aluminio.
Fuertes trabajó Ad Honorem en APANDI desde que una funcionario de la provincia la Ministro Moretti le retiró el sueldo:
APANDI recibe actualmente subsidios una vez al año divididos en cuatro pagos y en su momento del Gobernador Horacio Massaccesi fue quien donó los materiales para el hogar.
Construyen jaulas para la empresa Moño Azul y alquilan el salón que son el sustento y ayuda de la entidad.
En la gestión del actual Intendente, Luis Albrieu se rebocaron, se aplicó el piso y el cielo raso en un salón chico. El supermecado La Anónima asiste con alimentos.
Y queda la promesa llena de optimismo cuando manifiesta: “Con todo lo que he vivido en todos estos años tengo para hacer un libro y lo voy hacer”…


Fuente de investigación: Diario “Río Negro”, La Comuna de Villa Regina (edición Nro. 444), Calles de Tierra de Carlos Basabe (Editorial Dunken), Hechos y Realidades Reginenses de Franco González.